ERIK MOLGORA
01
".....las fotos ya no sirven tanto para almacenar recuerdos....
Sirven como exclamasiones de vitalidad.....
se comparten y desaparecen física y/o mentalmente......"

JOAN FONTCUBERTA , La cámara de Pandora (Gustavo Gili, 2010)

¿Cuántas fotos llevas hechas hasta ahora?, preguntó el otro día alguien. ¿Hoy?, respondí yo.
No, en toda tu vida.

No supe qué responder. Y me quedé dándole vueltas, intentando hacer cuentas imposibles.
Pero esa reflexión abocada al fracaso sirvió para descubrir, no sin cierto horror, que debo
haber borrado, eliminado o echado a la papelera el triple o el cuádruple de las imágenes que
he conservado.

La fotografía es memoria y recuerdo, pero no hay cabeza capaz de recordar toda una vida de
hacer fotografías. Yo no puedo, supongo que nadie puede.

Sin embargo, el poder evocador de una fotografía es tal que, muchas veces, construimos
recuerdos falsos a partir de imágenes que, en strictu sensu, pertenecen a otros, pero que
hacemos nuestras con una fuerza e intensidad tremendas.

A mí me ocurre con estás imágenes de mi padre del verano del 51. Yo no las hice, yo no pude
estar ahí, pero de tanto pensar en ellas a ratos me pienso a mí mismo insertado en esos
recuerdos ajenos.

¿Le pasa a alguien más lo mismo?

A fin de cuentas, eso son estas fotos de mi padre. Un álbum en el que yo no fui taggeado.
PREV / NEXT   1 / 10
BACK TO 1951